Prototipo de experimentación y futuro vivero de empresas

blue-containers-project

Con la colaboración y soporte de:

Progreso de ejecución 20%

La cimentación del contenedor se ha previsto con 6 puntos de apoyo, formados cada uno de ellos por una zapata de 50×50 cm, un pilarete de 30×30 cm y una pletina metálica sobre la que se colocará una plancha de neopreno. Además de ha colocado una pica de puesta a tierra para su posterior conexión.

Una vez realizada la cimentación se procedió a suministrar e implantar el contenedor. Estos tienen unas medidas fijas en todo el mundo, lo cual facilita mucho su transporte por carretera mediante camiones convencionales en cualquier lugar. En nuestro caso se utilizó un tráiler equipado con grúa, por lo que con un solo vehículo se hizo el transporte y la descarga.

Para formar los huecos de la carpintería exterior se necesita cortar la chapa metálica grecada que forma las paredes del contenedor. Se probaron dos sistemas de corte: con plasma y con radial. El primero tiene ciertas ventajas en cuanto a limpieza y velocidad, y sería más adecuado para trabajar en taller. El corte con radial es más fácil de ejecutar y adecuado para trabajar en obra. Finalmente se han de repasar los cortes.

Las chapas retiradas para la formación de los huecos debilitan estructuralmente el contenedor, por lo que se han de colocar una serie de refuerzos metálicos soldados. En nuestro caso hemos utilizado unos marcos realizados en taller a base de perfiles huecos de 5 mm de espesor que además nos servirán como base para la colocación de las carpinterías exteriores.

Cerrar menú